Llamanos:
5535 2930
WhatsApp:
55 3650 2549
Aceptamos Tarjetas:

Reflejos de Cabello | Reflejos de Pelo | Reflejos en Cabello


Los reflejos, también llamados iluminaciones, son muy parecidos a los rayitos, con la diferencia que en este caso no se usa decolorantes. Este tipo de tinte es más discreto y algunas veces sólo se nota cuando se ilumina el cabello con el sol. Tiene la misma duración que los rayitos y requiere menos cuidado.

Como regla general, para las mujeres con cabellos castaños, los reflejos pueden ser en tonos dorados, cobrizos o caobas; para las rubias, se ven muy bien los tonos platinados, o los cenizos; para las de cabello oscuro, los tonos rojizos o caobas y para las pelirrojas los tonos violetas o rojos intensos. Si se quiere dar aún más movimiento al cabello se puede aplicar incluso más de un tono.


En el caso de las mujeres con cara redonda, es recomendable que los reflejos se ubiquen en la parte superior de la cabeza y no a los lados de la cara. Para las mujeres con rostro alargado y delgado, exactamente al revés, deben estar a los lados. Si tiene un maxilar inferior pronunciado, puede aclarar el cabello sobre la frente y en las sienes. Para atenuar la papada, una buena opción es hacer rayitos asimétricos, desviando la atención del cuello. Si tiene los ojos unidos, las iluminaciones deben ir a la altura de los ojos y de las sienes.


Nada de colores uniformes aconsejan los estilistas más renombrados, todo sobre la base de reflejos para darle mayor luz y brillo al cabello. Recuerden que los reflejos pueden ser gruesos o finos, con dos o tres tonos más arriba que las del color del cabello natural, o bien contrastes. Las bases pueden ser en cabello naturales o bien elegir un color y hacer un escalonado de tonos de los reflejos.

Ahora que se acerca el buen tiempo es hora de que le demos a nuestro cabello la luminosidad que se merece después de estar durante tantos meses en la sombra. Lo mejor para aportar brillo y luz a nuestro cabello es recurrir a los reflejos en dos o tres todos de color diferentes.

Los reflejos son excelentes para camuflar las canas. Otra ventaja es que nos iluminan el rostro con lo cual es ideal para devolverle la luz a la piel.